POLICIALES  12 de diciembre de 2018

Golpe a la pyme de la droga

"El Rey de la Flor" era un economista. El hombre proveía de marihuana a una importante organización delictiva. 

Cayó "El Rey de la Flor". Un hombre con título en economía proveía de marihuana a una importante organización delictiva. Tras una larga investigación fue detenido junto a 8 integrantes de una banda que suministraba drogas en fiestas electrónicas. También cayeron "El DJ" y "El Panadero", con quienes formaba una asociación ilícita.

Se secuestraron más de 400 plantas y cogollos de marihuana, armas, vehículos y dinero en efectivo. Esta megabanda estaba dedicada a la comercialización de drogas sintéticas, marihuana y cocaína en fiestas electrónicas, a la prostitución y al lavado de dinero y fue desarticulada luego de un trabajo en conjunto realizado entre la Policía de la Ciudad y de la provincia de Buenos Aires.

Múltiples allanamientos fueron realizados en departamentos ubicados en la ciudad de Buenos Aires , el sur del conurbano bonaerense y en la localidad de San Clemente del Tuyú, en el Partido de la Costa. Las tareas investigativas se iniciaron luego que la División Precursores Químicos de la Policía de la Ciudad lograra, en octubre de 2017, la detención de un dealer comercializando estupefacientes en inmediaciones de un boliche donde se realizaba una fiesta de música electrónica.

En ese procedimiento se logró el secuestro de 28 pastillas de éxtasis, cogollos de marihuana, dinero en efectivo producto de las transacciones ilegales y un teléfono celular. Con el material incautado, el juez Sebastián Casanello ordenó una pericia sobre el aparato secuestrado para poder ascender en la cadena de comercialización y poder dar con los proveedores de las sustancias.

Con los resultados de la investigación, los efectivos de la Policía de la Ciudad comprobaron que el suministro de sustancias era aportado por tres bandas lideradas por "El DJ", "El Rey de las Flor" y "El Panadero" quienes aportaban drogas sintéticas, marihuana y sus derivados y cocaína, respectivamente.

El "Rey de la Flor" realizaba viajes al exterior donde conseguía semillas inéditas en el país y variedades de cannabis medicinal, para perfeccionar el producto. En una casa ubicada frente a la estación ferroviaria de la localidad de Lanús funcionaba un invernadero industrial con capacidad para más de 500 plantas.

Allí se habían instalado costosas infraestructuras, estimadas en más de medio millón de pesos, a los efectos de disimular olores propios de las plantas, utilizando a dicho fin, tierra mejorada químicamente para el cultivo, un sistema de filtros de carbón, un método especial de iluminación de última generación y temporizadores que regulaban los riegos haciendo que las plantas fuesen hidratadas cada 20 minutos.

El nivel tecnológico del invernadero era tal que se manipulaban las semillas genéticamente a través de la fertilización de la tierra con productos químicos. Entre los cultivos hallados de flores se encontraron distintas especies: la más conocida es una denominada "Amnesia Haze", altamente cotizada en fiestas electrónicas por sus efectos psicotrópicos.

También fueron encontradas otras variedades como "Critical Mass", "Chico", "Naranja" y "Coco". Inclusive se detectó una especie nunca antes vista en el país que recibe el nombre de "Lemon Haze" y hasta flores con sabor a chocolate conocida como "Choco". Pero este negocio no era llevado a cabo por un improvisado. La "Pyme" era dirigida por un graduado en la carrera de Dirección de Negocios de la Universidad Católica Argentina que aplicaba sus conocimientos adquiridos y utilizaba el sistema FODA (Fortalezas, Oportunidades, Debilidades, Amenazas) como modelo para desarrollar la empresa. En su oficina se encontró una pizarra con frases motivacionales para hacer crecer el comercio y leyendas en los que detallaba los "riesgos empresariales", como por ejemplo, "miedo a ser detenido".

COMPARTIR:


Notas Relacionadas

Comentarios